file5051241612699

¿Educación vial para los moteros o para los “enlatados”? – #LunesEnMoto

Como cada semana comenzamos con un nuevo articulo de los #LunesEnMoto. Un espacio donde debatir y reflexionar sobre el mundo de la moto y relacionados. Hoy como tema protesta hablaremos sobre la educación vial… Y es que ¿quien debe recibir un repaso de las leyes de circulación: motero o conductores de coche (o enlatados)?

Mi reflexión comienza hace unos días cuando Alicia Sornosa (una viajera de las de verdad verdad) comparte un articulo en su Twitter del “El Periódico” de Barcelona  (ENLACE) donde se habla de que el alcalde de dicha ciudad quiere reducir a “cero” las cifras de muertos en sus carreteras, después de ver que un 60% de las victimas iban en moto. Curiosamente, sin decir el cómo pretende hacerlo. Hasta aquí nada interesante, más allá de un político prometiendo cosas y firmando otras tantas. Pero la chispa y creo que el debate, salta con la idea que aporta Elisabeth Ibars, delegada de “Stop Accidents” en Cataluña, para reducir esta cifra a cero: “hay que trabajar en la reeducación, la concienciación y la formación, además de insistir en el control de alcohol y drogas”.

file5051241612699

No siendo importante el mero hecho de compartir el articulo o que Elisabeth Ibars haya dicho estas palabras sobre la educacion vial, lo importante es el tema en sí, así que vamos a centrarnos en la palabra “reeducación”… Dado que no se especifica hacia qué colectivo debería hacerse esa reeducación (o si hay que hacerlo a ambos) es por donde vamos a comenzar el análisis.

Para empezar, debemos tener en cuenta quién es el colectivo más frágil en la carretera, las motos (si dejamos de lado a los ciclistas). Importante factor ha tener en cuenta para entender la forma de conducir de un motero/a. Y es que ante un accidente de trafico, golpe, resbalón, susto, etc… nosotros acabamos en el suelo y la única carrocería que llevamos es nuestro propio cuerpo. ¿En un coche qué diferencias hay? TODAS. Dado que en un coche si tienes un susto, golpe leve, patinazo, bloqueo de ruedas, etc… lo que seguramente te pase sea una horrible abolladura en la dura superficie de tu coche. Por tanto, ya de comienzo no vemos la carretera de la misma forma. Y en cuanto a esto os voy a regalar mi opinión de reciente cambio de las cuatro a las dos ruedas.

Siempre he sido una persona prudente y responsable al volante. Siempre he conocido mis limites pero sé que si algo me pasa yendo en coche, seguramente tenga unas posibilidades de salir ileso altas. Y no es que me crea Superman, sino que vamos dentro de una jaula de acero probada para las peores ocasiones, pensada para destruirse y absorber la fuerza del impacto. Por ello, siempre tienes un pequeño margen de riesgo que te atreves a tomar, un riesgo que en una moto es impensable. La primera vez que cogí mi moto y me puse mi casco, me sentía absurdamente indefenso, necesitaba sentir la presión del cinturón de seguridad. Sabía que si me caía en una de mis vueltas de prueba, me iba a hacer daño SEGURO. Y desde entonces, conduzco con todas las precauciones posibles y respetando al máximo la seguridad vial. ¿Es entonces que soy un santo o un miedica? NO, simplemente intento hacer ver a todos los conductores de coches que lean esto que nosotros tenemos en juego un poco más que ellos a la hora de salir a la carretera. Es entonces cuando los “enlatados” debemos (los moteros también cogemos coches, por increíble que parezca) sentir una empatía hacia esos otros vehículos frágiles como las motos, dejarles cierto espacio a la hora de conducir.

file6091265627712

Pero ¿todos los moteros/as son unos santos? NO, al igual que no todos los coches respetan las leyes de trafico ni son unos santos. De todo hay en la viña del señor, como se suele decir. Pero no por una pequeña minoría de “capullos” debemos generalizar.

Entonces… ¿quienes deberían recibir la reeducación? BAJO MI PUNTO DE VISTA serían los coches o, cariñosamente, los “enlatados”. Dado que el 99% de moteros/as ya sabemos que si no cumplimos las leyes de trafico, al mínimo despiste o tontería que hagas acabas arrastrado por el suelo (como mínimo) o debajo de un “segurisimo” quitamiedos. Cuando vamos en coche sentimos esa falsa sensación de seguridad dentro de esa jaula de acero, que nos da la suficiente valentía como para ser los “capullos” que comenten infracciones, sesgando las vidas de los frágiles de la carretera. Es AQUÍ donde se debe hacer hincapié en los conductores de coches, mostrarles la fragilidad de las dos ruedas, de que aprendan lo que es la empatía. Aunque está claro, que una reeducación general no vendría mal.

DSC_0395

Como todo debate, queremos saber tu opinión. Sino esto sería un aburrido monologo. Puedes contarnos tu versión aquí mismo en los comentarios o incluso, por las redes sociales que puedes encontrar en la parte superior derecha.

Si os gustan los viajes y las motos seguramente ya la conozcáis pero aquí os dejo los diversos enlaces a la web de Alicia Sornosa, una de las viajeras que sigo y, en parte, una de las viajeras que con sus historias me han animado a crear esta web donde contaros mis rutas y “estupideces” moteras.

WEB: http://www.aliciasornosa.com/

Twitter: https://twitter.com/Aliciasornosa Facebook: http://www.facebook.com/aliciasr

Vimeo: http://vimeo.com/aliciasornosa/videos

 :mrgreen:  ¡A DISFRUTAR DE ESTA NUEVA SEMANA!  :mrgreen: 

Deja un comentario