IMG-20141223-WA0016

“El dolor rojo y el orgullo gris” – Ruta Cantabria-Burgos

Tras unas semanas de sequía en la web y de tener que quedarse en casa a causa del mal tiempo, este fin de semana nos hemos permitido darnos un pequeño viaje con un emotivo trasfondo que os voy a intentar contar. Una historia que, sea de un lado o de otro, va a levantar pasiones y dolores. Un viaje para recordar viejos tiempos de España. Tiempos que algunos intentan enterrar u obviar pero que pertenecen a la historia, a nuestro pasado y a nuestra memoria. Hoy nos sumergimos en el dolor de un bando tras la guerra y el orgullo patrio del otro bando.

Desde que comencé este proyecto siempre he tenido en mente hacer un pequeño viaje a una de las heridas, aun abiertas, de la historia de España. La Guerra Civil Española. Mi situación geográfica me permite poder enseñaros los monumentos que la dictadura franquista erigió en homenaje de los caídos en las batallas del norte de Burgos y la frontera con Cantabria. Previos pasos a la batalla y toma de Santander. Un tema complicado y que como digo, puede levantar viejos sentimientos. Por ello, intentaré contaros esta historia con el mayor de los respetos pero con la crudeza que merecen actos como estos.

_1

Los monumentos en cuestión son dos, la Columna de Sagardía cerca de Alfoz de Bricia y la Pirámide de Mussolini en el Puerto del Escudo. Monumentos que vienen a recordar y representar lo mismo, el orgullo de la dictadura y el homenaje a sus caídos. Ambos construidos con el sudor y sufrimiento de presos republicanos. De ahí, el poético nombre de esta ruta “El dolor rojo” y “El orgullo gris” (recordando el color usado por la Policía Armada de la dictadura franquista).

Salimos de Santander en una de las rutas hacia el sur que en los últimos años han quedado, prácticamente, en desuso tras la construcción de la autovía que desvía todo el trafico que va rumbo Burgos. Trafico que anteriormente pasaba por estas carreteras y ascendían el Puerto del Escudo. Una carretera de singular belleza, el paraíso de todo motorista. Buenas vistas, curvas cerradas consecutivas, poco trafico y algún que otro bar para descansar. Aunque también debemos añadir que fue y es uno de los puntos negros de siniestralidad de la zona, debido al descuido y estupidez humana a la hora de usar un automóvil (sin ir más lejos a mi me adelantaban en curvas de 50 a 70 tan tranquilamente, una pena)

Nuestra primera parada se sitúa justo en la cota máxima del puerto del Escudo a los 1.011 metro de altitud, a mano derecha para ser más exactos. Tras unos espesos arboles se sitúa la pirámide de 22 metros construida para ser la tumba de aproximadamente 300 soldados italianos que perdieron su vida en la Guerra Civil. Una guerra que ni siquiera era suya. Una construcción faraónica en mitad de la nada pero con un significado grande, un punto estratégico claro en la batalla contra el norte. Un punto decisivo para la conquista de la guerra. Podríamos decir que una tumba para los soldados que pelearon por ese enclave, aun no siendo su guerra.

IMG-20141223-WA0016

En claro estado de abandono presenta un aspecto pésimo, ademas de encontrarse en una zona vallada y privada. En su interior podemos presenciar los nichos y diversas inscripciones, aunque los restos fueron repatriados a Italia en los años 70.

IMG-20141223-WA0014

5

Cuando rodeamos la pirámide vemos el porqué de la importancia del puerto del escudo para el avance en la guerra. Un lugar excepcional desde donde poder ver kilómetros y kilómetros de terreno circundante, un claro mirador desde donde vigilar al enemigo. 

IMG-20141223-WA0010

Seguimos nuestro camino hacia nuestro segundo monumento que podemos encontrar pocos kilómetros después, cerca del pueblo de Cilleruelo de Bezana. Se trata del monumento a los Caídos o columna de Sagardía. Llamada así por el General Antonio Sagardía Ramos. Un personaje curioso que a lomos de su caballo blanco dirigía a sus tropas en los montes del Escudo, protegiendo el enclave ante el ataque de los sublevados. Finalizada la guerra fue el primer Inspector General de la Policía Armada y de Tráfico, posteriormente ascendido a general de brigada. Incluso fue el hombre que recibió a Himmler en San Sebastián… Con esto os dejo claro la clase de persona que era.

DSC_0413

Esta columna representa un águila con las alas plegadas hacia atrás con el pico alzado. Como si de una águila orgullosa tras una cacería se tratase. Un símbolo muy muy repetido en la iconografía de los totalitarismos y dictaduras de derechas, que incluso está presente en las pequeñas torres que señalan la entrada a este monumento.

DSC_0420

DSC_0418

Estos dos monumentos perdidos por los montes de Burgos representan la idea de repudio e intento de olvido de algunos hacia esta época de la historia de España. Un intento de medio ocultar las vergüenzas de una etapa mala, de una etapa protagonizada por el dolor y la sombra de la muerte que asolaron ambos bandos de la guerra. No prestar atención y no mantener estos monumentos parece ser una herramienta para poder olvidar esos momentos que representa. Una especie de “ojos que no ven, corazón que no siente”. Y esto, es un grave error. Debemos mantenerlos, no como monumentos ni homenajes a algo, sino como recuerdo de lo que no debe suceder. De lo que es capaz el ser humano. Los miles y miles de muertos que un país no puede permitir, ademas de las graves consecuencias que una guerra trae consigo. Deben permanecer ahí, para poder mostrarlo a los jóvenes y que sepan su pasado, su historia, y todo aquello que en un pasado se hizo mal. Para no volver a caer en la trampa. No es más que una cicatriz fea y odiada en la larga historia de un país, cicatriz que debe recordarnos que NO debemos volver a eso si no queremos otra cicatriz fea y absurda como lo fue, la Guerra Civil Española.

Una historia delicada de contar pero que no debemos olvidar. Un viaje por el pasado, por lo que queda. Por esa cicatriz horrible…

En este viaje también visité el Túnel de la Engaña, una enorme obra en medio de la montaña para poder mejorar las infraestructuras ferroviarias pero que no llegó a nada. Un túnel abandonado, derruido y, según cuentan. con algún que otro fantasma… Puedes leer esta historia AQUÍ

Una vez más gracias por acompañarme en mis aventuras, un viaje más que comparto contigo. Unos cuantos kilómetros más a la espalda y otras aventuras que nos esperan.

Recuerda compartir este relato con tus amigos con los botones que puedes encontrar aquí debajo 😉

6 pensamientos en ““El dolor rojo y el orgullo gris” – Ruta Cantabria-Burgos

  1. Pingback: Túnel de la Engaña - Un lugar FANTASMAL.. Cantabria-Burgos

  2. Dices “intentaré contaros esta historia con el mayor de los respetos” y luego pones, hablando de Sagardia “Con esto os dejo claro la clase de persona que era”.
    Desde luego si querías conseguir un artículo neutro, no lo has conseguido: Una cosa es describir hechos y otra es emitir juicios de valor. Con lo primero consigues un artículo neutro, con lo segundo no.

    • Primero, bienvenido al blog. Espero te haya gustado y te animo a seguirnos cada dia.

      Segundo, una cosa es tratar el tema “con el mayor de los respetos” y otro muy diferente es un articulo NEUTRO. En ningún caso pretendo ocultar mi opinión (al fin y al cabo es mi blog). En cada una de las lineas se puede entreleer mi postura. Ahora bien, cada uno es libre de opinar lo que quiera. AHI ESTÁ EL RESPETO. Yo no intento imponer mi postura al lector. Doy un punto de vista esperando que el lector termine sacando por si solo su postura propia (que perfectamente puede ser contraria a la mía). Eso es respeto.

      También es respeto, para mi, el usar un lenguaje “con tacto”. No hacia los opresores, sino hacia las victimas y sus familiares. Cuando pretendo contar esta historia es para darla a conocer, para no olvidar la historia. Pero no lo hago para remover el pasado, es distinto.

      Puede que el termino “respeto” pueda ser muy amplio y pueda dar lugar a diversas interpretaciones. Por ello te doy las gracias por tu comentario abriendo el debate. Sinceramente muchas gracias.

      Un saludo!

  3. Los sublevados no eran las tropas de la republica, si no el bando nacional, que fue el que dio el golpe de estado que inició la guerra civil.

  4. Tienes un fantástico blog, que yo pensaba que iba de tus viajes y aventuras en moto, pero no deberías mezclar temas políticos que deberíamos tener enterrados ya( es mi opinión y respeto a los demas pero….) . Por lo demás solo felicitarte por tu blog.

  5. Hola, soy Jose y te escribo desde Burgos. Me gustan las fotos y la narración del viaje, pero… por favor, enterremos a los muertos de una vez!!!! Creo que la política y visión absolutamente parcial en tu narración echa por tierra lo demás. Habíamos olvidado la guerra, tras muchas décadas de sufrimiento y olvido y ahora vuelve a la actualidad de los titulares … para reescribir la historia. Volaremos la Cruz (sólo una cruz, nada más que una cruz) de los Caidos cual hicieron los talibanes con los Budas?

Deja un comentario